¡Vístete para tí!  No para alguien, no para impresionarlo, no para que te vean, ni siquiera para gustar más… vístete para gustarte a tí, si después resulta que impresionas y gustas, eso es un plus pero no el objetivo!

Sabes esa sensación de ponerte una pieza de ropa, que te gusta cómo es y como se te ve, que te da seguridad y te sientes con ganas de comerte el mundo ese día… Pues eso fue lo que sentí con este vestido camisero. Nada más recibirlo, sabía que tendríamos feeling, el único temor era saber si me quedaría o no porque lo había pedido por internet. Superada esa prueba, me fue muy fácil escoger mentalmente el look completo. Al día siguiente, ya estaba con él en la calle, con esa seguridad que solo te da la ropa que te encanta…y nada más llegar a la clase de Fedora, la maestra (con la que suelo hablar poco o muy poco) me soltó un “qué chulo tu vestido, es de Zara”… Sonreí, le dije que no era de Zara, le di las gracias y me fui del cole. Ese fue solo el comienzo. Por Snapchat e Instagram no pararon los comentarios de ese tipo, y en persona erán aun mejores…La verdad que me sentía genial!

¿Pero por qué te cuento todo esto que dicho de esta manera puede parecer superficial, vanal o aburrido?

Porque quiero contarte que haberme sentido así de bien con este vestido camisero, no solo hizo que cambiara mi actitud y tuviera una predisposición a tener un buen día. Sino que me centré en las cosas positivas. Ese día me daba igual la celulitis de mis piernas o las varices (que por cierto, no me las he ido a borrar -inyectar- este año todavía), ni que fuese un día increíblemente caluroso y mi cara sudara hasta parecer una empanada frita. Ni si quiera me importaba el hecho de sentir que mi pelo fuese un desastre porque iba en moto y llevaba el casco, o que me faltaban algunos bronceados. Solo me centré en lo bueno, en lo que me gustaba, en como me sentía…y eso fue lo que la gente vió de mi ese día, porque fue lo que yo les trasmitía.

La actitud es importante, sentirte bien contigo también, pero solo puedes sentirte bien, cuando hay armonía entre lo que sientes, lo que eres y lo que ves cuando te paras frente a un espejo. Y créeme! cuando te sientes bien, se te nota en la cara…y en la vida. Vestirte para gustar a los demás, es  exclavizante, innecesario y los resultados de cómo te ven, no los puedes controlar.
VÍSTETE PARA TÍ - LOOK CON VESTIDO CAMISERO

VÍSTETE PARA TÍ - LOOK CON VESTIDO CAMISERO

VÍSTETE PARA TÍ - LOOK CON VESTIDO CAMISERO

 

I

LOOK CON VESTIDO CAMISERO

 

LOOK CON VESTIDO CAMISERO

VÍSTETE PARA TÍ – LOOK CON VESTIDO CAMISERO

VÍSTETE PARA TÍ - LOOK CON VESTIDO CAMISERO

 “La belleza empieza en el interior y termina cuando te ves en el espejo y te gustas”

FacebookTwitterInstagram y mi favorita Snapchat (rosaframbuesa)

 


Vestido Camisero: Romwe.com  (20$, entrega en 1 semana) –aquí-

Sandalias Camel: Shana (old)

Bolso: Aldo

Smartwatch: SPC

 

 

Te gustará leer

9 Comments

  1. Hola Fer!

    Me ha encantado tu vestido! Y tus post ha sido muy acertado. He estado en las 2 posiciones, me he vestido para impresionar sintiendo NADA y me he vestido para mí sintiéndome INCREÍBLE. Concuerdo contigo, como nos vemos en el espejo es lo que transmitimos, sentirnos bien con nosotras misma es un combo entre como nos sentimos y como nos vemos y, parece un poco superficial, pero como nos vestimos día a día refleja esto. Bueno por lo menos yo lo veo así ;). Besitos ♥♥♥

    PD: Lo comparto con mis seguidoras porque seguro se identifican con esto 😉 ♥

  2. love the dress! and that colorful bag is so cute!

    http://www.prettyinleather.net

  3. Bonita look! Un Besos (:
    Saludos desde Venezuela.
    http://cameraoldstyle.blogspot.com/

  4. Su

    Ese bolso es ideal

  5. Es que el vestido es precioso, pero tu actitud de saberlo llevar lo hacía aún más! aveces olvidamos estos detalles que realmente son los que importan! besos.
    http://www.vanedresscode.com

Leave a Reply