Un día cualquiera me escribió mi hermana que vive en República Dominicana para decirme que mi papá “como que iba a visitarla“, una conversación recurrente que nunca llegaba a nada pero esta vez fue distinto y a los pocos días, mi papá ya tenía su pasaje/billete para llegar a Santo Domingo. Digamos que esto pasó un día y a la semana estábamos Carlota, Fedora y yo aterrizando a las 12 de la noche en Santo Domingo.

¿Quien dijo estrés?

Ok, después de que lo vives te das cuenta que todo ha valido la pena, pero no se pueden imaginar el estrés que sentía esos 3 días previos al viaje a República Dominicana, desde el gasto que supondría este viaje, el tener todo preparado para las casi 20 horas viajando sola con las niñas, el tener que dejar todo el trabajo lo más adelantado posible para no tener que pasarme las vacaciones pegada a un ordenador, intentando no meter la pata para darle la sorpresa a mi papá y lidiar con el pensamiento de “y si mi papá decide no ir?…OMG! Fueron 3 días intensos,  pero hoy con un poco de Jet Lag solo puedo decir que fue lo mejor que hice.

Lo que me gustó de Republica Dominicana

La cara de felicidad de mi papá al vernos en el aeropuerto, y compartir con él luego de casi 2 años sin verlo, tener conversaciones interminables con mi hermana,  conocer más a mis sobrinos, ver a Andres jugando fútbol, recoger a LuisAle en el colegio o servir de paciente para Ale mientras estudiaba, ver a Carlota y Fedora jugando a luchas y espadas con sus primos, o volviendo loco a mi papá con sus gritos, brincos y saltos, ir a la playa todos juntos, ver la felicidad en la cara de Carlota al bañarse por primera vez en la piscina con lluvia, disfrutar de mi Mar Caribe con sus playas de arena blanca, hacer largas sobremesas todos juntos…

Sin duda, la vida es para vivirla, correr riegos -viajar con niños pequeños en vuelos trasatlánticos puede llegar a serlo- para ser valiente y atreverse a hacer cosas sin planificarlas que te lleven a recorrer medio mundo para compartir con tu familia que –gracias a las circunstancias de Venezuela– ahora está regada por el mundo…y para rodearte de personas que apoyen tus locuras y desiciones de último momento…Gracias Oswal!

Aquí les dejo algunas fotos de nuestros días por esa isla que siempre nos recibe con los brazos abiertos!

Bayahibe



Vistas JW Marriot Santo Domingo

Casco Antiguo Santo Domingo

Solo por esta foto, todo valió la pena…

“Las mejores cosas de la vida no se planifican, suceden..”

¿Y ustedes, han dado alguna vez sorpresas así o han hecho viajes sin planificar? Si te animas a compartir tu historia, puedes escribirme aquí mismo o en mis RRSS, me encantará leerla 😉


Looks Bayahibe:

Fedora: The Children’s Place

Carlota: Primark

Fer:

Te gustará leer

3 Comments

  1. Qué lindo post Fer!! Y qué recuerdos más lindos me ha traído!!!!
    Unbeso inmensoooo y happy weekend!
    Muaks!
    http://www.colourvibes.com

  2. Su

    Ohhhh eso sí que viene bien para quitar el estrés

Leave a Reply