Hoy hace exactamente 10 años, llegué a Barcelona. Con un par de maletas, la carta de aceptación para un Máster, algunos libros, muchos nervios y las ganas increíbles de comerme el mundo para volver a mi país: Esta es mi historia, la de una venezolana en Barcelona.

Recordaba que había llegado a Barcelona un Octubre, pero hasta que me decidí escribir este post, tan personal, y por el que me han preguntado tantas veces, fue que me tomé la molestia de revisar mi pasaporte de esa época. Fueron tantas las entradas y salidas entre España y Venezuela después de eso, que tuve que revisar página por página para encontrarlo!

Llegué aquí con Oswal, y decidimos venirnos a estudiar un master cada uno en nuestras áreas, la mía Comunicación, la de él Odontología. La idea inicial fue suya y yo como no podía dejarlo escapar –risas– decidí montar un plan B, y venirme con él, pero a hacer algo por mi cuenta, no a perseguirlo, claro –más risas-. El universo conspiró de tal manera, que un día recibí la llamada mas gratificante de mi vida: “Has sido preseleccionada para optar por una Beca de estudios en el Extrajero”. Miles de entrevistas y papeleos después, me otorgaron la beca que me permitió llegar a Barcelona. Fui uno de los 200 afortunados seleccionadas entre 10mil personas por haber superado las entrevistas y por méritos académicos. ¡Fue sin duda el día mas feliz de mi vida!

Llegamos en el 2006…

Era una España de “éramos ricos y no lo sabíamos“, nadie te alquilaba un piso sin pagar por adelantado como 50 años…y durante los primeros meses no para de decirme “qué hago yo aquí, con lo bien que estaba en Venezuela“. Oswal pensaba lo mismo, pero no nos decíamos nada por no desanirmarnos. Eso lo descubrimos después

Al principio extrañaba o echaba de menos todo: mis amigas, mi coche/carro, mi familia, la comida, los espacios grandes, la desplanificación con la que vivimos los venezolanos, los supermercados abiertos 24h, las salidas improvisadas, las parrillitas, los centros comerciales abiertos los domingos, playa en Carnavales, playa en Navidad, playa en Semana Santa y playa cualquier día del año. Y mientras más echaba de menos todo eso, menos disfrutaba de todo lo que Barcelona tenía para ofrecernos…

Terminamos los estudios, y como la situación en Venezuela comenzaba a deteriorarse, como todo eso que echaba de menos se empezaba a perder entre las malas noticias, nos inventamos hacer nuevos masters, porque al final, si te vas de un país, lo único que te llevas contigo son tus estudios…Terminamos esos masters y las cosas no se mejoraban ni un poquito, y en Barcelona nos iba bien. Venga, nos casamos…

Nos casamos en Barcelona!

A los dos años de estar aquí, cambió una ley que le permitió a Oswal recuperar la nacionalidad española -demostrando un montón de cosas- por su abuela, porque aunque la mitad de él es europeo (madre catalana, abuelo francés, bisabuelos italianos…) el tan solo era un venezolano más, como yo, estudiando fuera del país. Cambio la ley, y cuando finalmente tuvo todo por un mensaje de texto (no recuerdo si de Blackberry o Whatsapp) me hizo la petición de matrimonio menos romántica y más feliz de la historia: ¡Ya soy español de origen, nos casamos! Y así fue como yo, una venezolana con apellido extranjero, se convirtió en la esposa o mujer -como dicen aquí- del español mas guapo del mundo. Organizamos la boda en 15 días, y aunque si pudiera repetirla cambiaría algunos detalles, fue una boda muy bonita, divertida y muy venezolana (esto solo lo entenderán quienes han ido a una boda en Venezuela…que bailas desde que llegas hasta que te echan).

Y siguió pasando el tiempo, y nació Carlota

Con Carlota, entramos en la depresión de los exiliados (me inventé el nombre). Sufríamos pensando en que nunca crecería con sus primos cerca. Sus abuelos estaban lejos. Yo lloraba por eso, lloraba mucho. Y aunque Venezuela estaba peor, pensábamos en volver una y otra vez, sin importar nada, tan solo para estar cerca de la familia.

Y pasaron 2 años, y nació Fedora

Me pasé 3 meses del postparto en Venezuela, y me estrené como mamá viajera, porque Oswal debía regresar a Barcelona y yo con tal de disfrutar mas de mi familia y amigos, más de ese calorcito caribeño y más de la felicidad de ver a Carlota y Fedora disfrutando de los primos, las piñatas, las pisicinadas improvisadas, del parque con los hijos de mis amigas; decidí quedarme mas tiempo y volver 2 meses después  sola como mamá de dos en un viaje de 12 horas, pero valió la pena.

Pero algo cambió!

Nada mas volver en el 2013 de Venezuela, cuando todo empezaba a estar peor, la inseguridad estaba desbordada (o al menos lo creíamos, porque ahora está mil veces peor), y empezaban a faltar cosas como pañales, servilletas o huevos, Oswal y yo tuvimos nuestra primera conversación de “Por ahora nos quedamos en Barcelona“…

Y a partir de ese momento, en que asumimos que Barcelona sería nuestra realidad durante mucho tiempo, ese momento, 6 años después de haber llegado cambio nuestras vidas. Durante esos años siempre nos sentíamos como de paso, como en tránsito, comprar desde un sofá, una plancha para el pelo o un coche/carro siempre empezaban con un “y si nos regresamos que hacemos con esto?”…Pero ese día, de un Octubre por cierto, Barcelona se convirtió en nuestro hogar.

Y nos involucramos, y empezamos a disfrutar…

Todo empezó a fluir, en todos los aspectos. Dejamos de ver las cosas negativas de nuestra nueva realidad, para disfrutar más de las cosas buenas. Se acabaron las conversaciones de “y si nos regresamos” con su respectivo desgaste emocional. Ampliamos nuestro circulo de amistades, empezamos a hacer planes para todo como la gente de aquí (aunque nos sigue gustando la improvisación), organizamos viajes y encuentros familiares para que los primos compartan en las vacaciones, intentamos recordarle a las niñas lo mucho que las echan de menos sus primos, tios, y amigos de Venezuela, seguimos comiendo arepas todos los fines de semana, hacemos hallacas en Navidad, y soñamos con el día en que podamos volver a disfrutar de la Venezuela que dejamos hace 10 años.

Ahora mismo, yo soy venezolana y española a la vez. En ese orden. Mis hijas en cambio son españolas y venezolanas, a la vez y en ese orden. Eso nadie lo va a cambiar, y de mi parte, solo me queda recordarles lo afortunadas que son de ser de dos países y enseñarles a amar ese otro país en el que está gran parte de nuestra vida, de la misma forma que ellas me han enseñado a amar este país, y esta ciudad que por cierto es una de las mas bonitas del mundo, y que nos ha dado tanto.

Y ya para terminar, en respuesta a las preguntas que me han hecho varias veces sobre la aceptación y sobre si volvería a Venezuela…

Nunca me he sentido segregada, rechazada, ni maltratada por el hecho de ser una venezolana en Barcelona, ni de parte de los que piensan que los extranjeros les roban las oportunidades, ni de parte de los venezolanos que dicen que si te vas no tienes derecho a opinar sobre lo que pasa allá. No porque no me haya tropezado con algún idiota por el camino, sino porque no me siento amenazada por ese tipo de observaciones, ni siquiera lo puedo considerar un insulto ofensa o insulto, sino que me dice más del nivel cultural de quien lo dice 😉

Sobre si volvería a Venezuela…De vacaciones, todas las veces que pueda (no me canso de hacerlo); a vivir, no lo sé!. El destino da muchas vueltas…Si se pareciera un poquito a lo que era hace 10 años, probablemente! Venezuela lo es todo para mí, y no hay mejor lugar para vivir en el mundo que ese que dejé -no el de ahora-. Por ahora estamos aquí, y es que Barcelona nos ha dado mucho más de lo que nos podría ofrecer Venezuela ahora mismo….

“Cuando uno extraña un lugar, lo que realmente extraña es la época que corresponde a ese lugar; no se extrañan lo sitios, sino los tiempos”-

Jorge Luis Borges

UNA VENEZOLANA EN BARCELONA

UNA VENEZOLANA EN BARCELONA

UNA VENEZOLANA EN BARCELONA

UNA VENEZOLANA EN BARCELONA

UNA VENEZOLANA EN BARCELONA

Espero que te haya gustado este post tan personal de mi historia como venezolana en Barcelona y no olvides dejarme tus comentarios más abajo si te gustó!

Un besito y nos vemos como siempre en las Redes Sociales

Facebook – TwitterInstagram y Snapchat (rosaframbuesa)


La camiseta/franela/top que llevo es de una marca venezolana @masterpiece.ve (en Instagram)

Jeans/Vaquero: American Eagle

Zapatos: Adidas Superstar

 


Te gustará leer

31 Comments

  1. Krystel Bendahan

    Me he reido y llorado con este post como una niña chica. Es que esta situación que vivimos y que yo le he dado hasta un hashtag #DiasporaPains no está fácil. Yo soy una Venezolana de Singapur, de Madrid, de cualquier sitio en el que haya vivido por X cantidad de tiempo mayor a 6 meses y aunque también pasé por ese punto de inflexión de empezar a comprar cosas tan simples como una alfombra por el hecho de pensar qué haría con tanto perol si me mudaba, sigo teniendo las secuelas del haberme mudado tanto en busca (o a causa) de mejores oportunidades. Qué chevere saber que uno no es la oveja negra del rebaño sino que más bien hay mucha gente que se siente como uno de dos sitios a la vez. Nunca he estado de acuerdo con la gente que se va y sigue como si aun estuviera en Venezuela sin interés alguno de integrarse con su lugar de acogida. Lo entiendo más no lo comparto. Hay que integrarse lo más que se pueda, eso no es ser traidor ni apátrida. Es, si acaso, un acto egoista de supervivencia. Lastimosamente tenemos que cargar con la espinita de que ese lugar que tanto amamos y extrañamos ya no existe. Gracias por ponerlo en palabras y compartir tu experiencia para que los que nos sentimos solos, nos sintamos menos incomprendidos.

  2. Inspirador!! Dejando como reflexión que la vida que queremos no depende del lugar donde nos encontremos sino la actitud que tengamos para vivirla.
    Me encantó esta lectura para este domingo Fer!! Gracias, que sigan abriéndose mas caminos para ti y los tuyos.
    Abrazos desde Venezuela.

    • rosaframbuesa

      Es así. Y lo peor es que muchas veces no nos damos cuenta y nos cuesta llegar hasta ese punto de reflexión.
      Gracias por tu comentario linda
      Fer

  3. Buenos días, contenta de ver experiencias de venezolanas/madres compartiendo sus experiencias desde el exterior, les comento que vivo en la isla mas bella para MI del mundo que es margarita, siempre de niña fue mi sueño mi casa propia en margarita y un sueño echo realidad gracias a la constancia y dedicacion de mi esposo pero aún me encuentro sola con mis dos hijos Lucero y Augusto ya que mi esposo sigue en caracas intentando vender la casa y entregar la oficina para venirse definitivo a vivir con nosotros, pero la situación del país nos a llevado a sentarnos para pensar un cambio de planes, el siendo Abogado de la UCAB Graduado del año 99 casi sin trabajo teniendo 16 años de experiencia y especialista en el área PENAL y yo T.S.U. Administración en Ciencia Comerciales actualmente sin empleo retirada de farmatodo nos encontramos en la distintiva de quedarnos o NO en Venezuela, muchas preguntas sin respuestas y con la duda si sera lo mejor salir de este bello país que esta tan grave o emigrar para construir otro futuro para nuestros hijos

  4. Ya ves que a veces uno intenta planear el futuro y termina siendo otra cosa, siempre para mejor! Sigue disfrutando tu Barcelona, tengo fe en que de viejitas volveremos a casa 🙂

    XOLB
    http://www.le-blonde.com

  5. Ana

    Me alegra tanto que hayan encontrado el punto de disfrutar lo que tenían por delante y dejar de pensar en lo que dejaron, que más nunca se ha parecido a eso que era… Te lo dice una venezolana -con nacionalidad europea- que ya no encuentra cómo aislar a su familia del caos tan horrible y deprimente que vivimos en nuestro país y ante el que estamos decidiendo cómo dejarlo para ir en busca de un mejor futuro para nuestros hijos. Te fuiste en el mejor momento! Se lo digo a cada amigo que ha emigrado a distintos lugares del mundo! Ojalá algún día todo volviera a ser como lo conocimos, con sus defectos e improvisaciones, como comentas, pero ahora es casi imposible… Bendito sea el camino que han recorrido! Espero que el nuestro, en cuanto comience, nos lleve a algo muy parecido!

    • rosaframbuesa

      S¡Nos ha tocado un momento muy difícil de la historia de Venezuela, tu y yo somos el reflejo de muchos venezolamos que anhelamos esa Venezuela que han destruido…

  6. Melissa Barbeito

    Que bonito Fer! Estaba pendiente de leer este post, pues de alguna manera compartimos este camino de ser venezolanas en Barcelona, y siempre es lindo conocer la experiencia de otros.
    Me siento identificada. No porque me haya venido con la idea de volver, ya que cuando nosotros nos vinimos teníamos claro que sería definitivo (al menos de momento), sino que me refiero a ese comportamiento de la mente hasta que se adapta, acostumbra o acepta una realidad, y de esta manera te permite ser más feliz y conforme, e incluso agradecida.
    Gracias por compartir este post tan lindo.
    Un abrazo grande!
    Meli

    • rosaframbuesa

      Meli, a pesar de que compartimos Barcelona, aún no nos conocemos…
      Y si, cuando antes asumas la nueva realidad, antes empezarás a disfrutar 😉

  7. Lucy

    Toca aprender a vivir, mi hija que es Venezolana, Española en ese orden, emigró a Estados Unidos con su esposo y mi única nieta Sofia…. La situation Paris nos esta dejando huerfanos de familia. Y entonces soñamos con ese hermoso país donde crecimos, los que hoy somos adultos jóvenes y no tan jóvenes. Animo Fer, aprende a disfrutar de tu nuevo país, ese que te regaló dos hijas y muchos logros. Soy cincuentona….pero me encanta tu blog. Regalas frescura y buena vibra

  8. Superidentificada… Ahora que yo sí me vine de nuevo a Venezuela, estaba sola y lo del trabajo en mi área se tardaba más lo que pensaba así que opté por mi futuro profesional. Cuando llegué hace ya 10 meses llegué a un país nuevo, esta no es la Caracas que yo recordaba. Yo solo quería hacer un máster afuera para vivir la experiencia y crecer profesionalmente pero resultó que en el interín me quitaron a mi país. Estos dos años ha sido de demasiados pensamientos y emociones encontradas y de trámites eternos, vender un apartamento, sacar una sucesión o hasta incluso vender un carro se han vuelto cosas tan y tan cómplicadas que han absorbido mi día a día, Lo que más me motiva ahora para volver a España son los amigos que dejé, la gente que me hizo sentir en casa, porque sí, también soy española, aunque allá me sentía más venezolana de lo que siempre fui aquí, y la oportunidad de poder darles una ayuda a mis familiares aquí y poder pensar en un futuro, no en las sorpresas que no te permiten planificar un crecimiento familiar o profesional en un país que aunque amado ya parece no existir…
    Muchas gracias por compartir tu experiencia y gracias por esa actitud positiva que contagias siempre para hacernos pensar que granito a granito se construyen las cosas…
    Un abrazo,,,
    Nos veremos pronto por allí

    • rosaframbuesa

      Andrea!!! Aqui te estoy esperando jaja
      Nos quitaron el país mientras decidimos irnos fuera a estudiar…No pudiste describirlo mejor.
      Espero que todo fluya y pronto estés en ese lugar que te espera!
      Fer

  9. Que bonito post, confieso que lo he leído mas de una vez, soy también de Vzla, me fui en el 2005 a Barcelona y vivi 4 años, enamorada con su pros y contras de ese lugar, me enamore y case con un argentino estando alla y en el 2008 nos vinimos a Buenos Aires, tengo 8 años aquí y no he terminado de sentirme a gusto nunca, siempre quise volver a barcelona y lo hemos meditado muchísimo, aunque el sea de aquí. Estamos en un punto crucial de decisión porque ya pasaron 8 años, tenemos un bebe, mal que bien ya estamos armados, aunque la calidad de vida aquí es mas cara que alla, pero yo siempre he querido volver. (Vzla nunca entro en debate porque ya sabemos como esta la situación desgraciadamente) El tema es que nos ponemos mas grandes y dudamos mas.
    Leerte me vino como anillo al dedo, porque estoy viviendo ese momento de “y si nos regresamos” y ese “desgaste emocional que comentas desde hace mucho
    No se como terminara la historia, pero vuelvo y te repito, me ha hecho bien leer esto!
    besos guapa!

    • rosaframbuesa

      Espero que puedas salir de esa sensación de estar en tránsito pronto…
      Y me alegra que este post ayudara un poquito
      Un besito y mucha suerte
      Fer

  10. Sofia Kariakin Ramirez

    Asi Fer… pues tu cuento es mi cuento… con un poquito más de año pero es clavado. La diferencia es que nosotros desde el tercer año ya decidimos quedarnos y al nacer los hijos decidimos no volver…. que es diferente a tener en la mente que te quedas pero volverás de cuando en cuando… pues en mi familia no hay un volver a corto ni mediano plazo…

    Un beso y tendríamos que planificar un encuentro de muchas de nosotras que estamos en bastante parecida situación… es nuestra forma de acercarnos a nuestro terruño…

    Besos!

  11. Teresa

    Fer: Es exactamente lo que yo he sentido desde que regresé a España, y eso que yo soy de aquí!!!!!
    Es increíble. Me costó dos años “readaptarme” y ahora estoy “bien” pero te aseguro que siempre echando de menos la época venezolana.
    Siempre digo que si Venezuela me diera la seguridad personal y social me regresaba!!!!, (bueno, no estoy tan segura por la edad), pero lo pienso.
    Te felicito.
    Un abrazo
    Tere

    • rosaframbuesa

      Tere! Tienes toda la razón, porque tu viviste la mejor época de Venezuela, la de mis papás y abuelos…
      Lo que añoras es mucho mas bonito y especial aún.
      Un besito y espero que sigas de bien a mas bien aqui en Bcn
      Fer

  12. Que bonito Fer, y que nostalgia leerte y pensar en la época en que Venezuela era otra.
    Me encantó el post… y no sigo porque estoy nostálgica jeje..
    Un abrazo!!

  13. Alai

    Ando aquí llorando leyendo el post me encanto aun todavía añoro tantas cosas pero es así uno siempre tiene que ver las cosas positivas para poder empezar a disfrutar de la realidad que tenemos.. muchas gracias por compartir!!!
    Un abrazo

  14. Daniela Mosquera

    Fernanda, gracias por compartir tu maravillosa experiencia con nosotros. Me encanta leerte y sobre todo en estos momentos en las que me identifico mucho contigo en tus inicios en el 2006, solo con la diferencia que mi esposo y yo con nuestros dos hijos (de 4 y 2 anos) decidimos salir corriendo de Venezuela porque ya no aguantábamos mas, literalmente entre en crisis nerviosa y dije no mas! Es verdad que hacemos lo que sea por nuestros hijos, hasta lo inimaginable…! Soy caraqueña, pase una vida maravillosa allí y jamas se me paso por la cabeza que emigraría (de hecho hasta al principio juzgaba a la gente que lo hacia -incluyendo mi hermano con mi sobrina- sobre todo por el tema de la familia que mis hijos crecerían sin su prima etc etc pero al final entendí que mi familia es mi esposo y mis hijos y que seria feliz donde este con ellos, tranquilos y felices. Al final nuestra vida se torno en una especie de sobrevivencia que sinceramente nadie merece vivir, y menos nuestros pequeños.
    Nosotros somos venezolanos e italianos (yo de madre y mi esposo de ambos padres), desde hace casi 2 meses estamos en Italia, felices y encantados con esta ciudad… Pavia, cerca de Milano y de nuestra vida aquí, sobre todo la gran calidad de vida que hemos gozado. Hace poco se nos dio una gran oportunidad laboral en Espana (en Elche-Alicante) y pues dentro de 2 semanas me trasladare con los niños para allá (pues mi esposo esta yendo y viniendo). Tengo una mezcla de sentimientos y emociones muy grandes, y mas con Espana que he escuchado de todo hacia los emigrantes…. en fin, estoy muy entusiasmada y solo ansio sentirnos tan a gusto como acá (o mas jeje), pues como dices, solo es cuestión de actitud. Al final, soy mitad española, pues mi padre es gallego!! jeje y la verdad me da ilusión tener oportunidad de experimentar la otra mitad de mis raíces.
    Gracias por tus motivadores posts donde trasmites las ganas de vivir sonriendo en el camino.
    Cariños

    • rosaframbuesa

      No te preocupes, todo va a fluir…
      El tema migratorio en España ni te preocupes. Mente positiva y mucho ánimo con el nuevo destino.

      Fer

  15. Marea

    Identificada 100% … Así siempre nos hemos sentido nosotros pero de este lado del charco -Miami. Desde el momento que nos enteramos que estaba embarazada ya estábamos haciendo planes de regresarnos a Venezuela y añorando todo lo que queríamos para Matteo y que el viviera lo mismo que nosotros y crecer con nuestras costumbres, a pesar de que tenemos unos 20 años viviendo fuera de Vzla.. Pero la realidad es que nos da hasta miedo pensar en ir a Venezuela con Matteo ahora por la inseguridad. Pero eso sí Fer.. No perdamos nunca las esperanzas de poder regresar y que nuestros pequeños crezcan y vivan donde uno lo hizo. Por ahora solo nos queda mostrarles sus raíces y tratar de implementar nuestra cultura en la de ellos. Les mando un beso y abrazo fuerte a los 4!!

    • rosaframbuesa

      Si Mare, creo que los chamos uno cambia la perspectiva. Ves felicidad por todas partes y luego, la realidad de Venezuela nos supera. Asi que por ahora, nos queda mostrarle a ellos lo mas bonito que tienen de todo lo quenos trajimos en nuestros recuerdos 😉
      Un besito

  16. Mirian Barrios

    Bella Fer, gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Leer lo que escribiste acerca de tu viaje mental para convertirte en lo que hoy eres es de gran ayuda a todos los que vivimos en una tierra que no es la que nos vió nacer pero que consideramos como nuestra tambien y creo que ese es el secreto para lograr una vida placentera y productiva en el país que hemos adoptado como nuestro. Ver las oportunidades donde otros ven problemas, enfocarnos en lo positivo de la situación en vez de seguir añorando lo que teniamos y sonreirle a la vida y eso es lo que tú haces y que hace que cada vez que te leo me devuelva el buen humor…Algo así como la musica de Bob Marley ja ja

    • rosaframbuesa

      Mirian!! No pudiste describirlo mejor…ha sido un viaje mental, un larga viaje mental hasta comprender que estamos dónde debemos estar, y que tenemos que enfocarnos en lo bueno siempre!
      Q bonito que te guste leerme…eso me llena de mucho orgullo y mas si me dices que te devuelve el buen humor
      Tqm

Trackbacks for this post

  1. LA DOBLE VIDA DE LOS VENEZOLANOS QUE VIVIMOS FUERA Y CÓMO AYUDAR - Rosaframbuesa by Fernanda Russian

Leave a Reply