Tenía muchos días queriendo escribir este post, pero no ponía en orden mis ideas, también estaba un poco full y cuando por fin tenía tiempo para pensar en este tercer embarazo y las diferencias con los anteriores era por la noche y si, aquí empiezo con la primera diferencia, llego tan cansada que con suerte alcanzo a desmaquillarme o ponerme mis cremitas.

Diferencias hay muchas,  cada embarazo es un mundo pero  a la vez tiene muchas coincidencias con los anteriores que ya te iré contando.

Entre las coincidencias, lo que se repite una y otra vez está lo típico: el sueño y cansancio aterrador del primer trimestre, la repulsión a ciertos olores -muchos-, el malestar de estómago (en el de Fedora casi no tuve), las migrañas, los cambios de humor repentinos, los valores de la hemoglobina bajos,  la memoria de pez que hace que se me olviden más cosas de lo habitual, etc. Por suerte ya en el 2do trimestre (tengo un poco más de 5 meses), muchas de esas coincidencias ya son parte de la historia, y las que no, ya me las esperaba, pero lo que no me esperaba es una lista un poco más larga…¿Empezamos?

Tercer Embarazo. Diferencias con los anteriores:

Me siento primeriza…

Desde la última vez que estuve embarazada hasta hoy me siento como que han pasado mil años y no solo 5. ¡La maternidad avanza más rápido que la tecnología del Iphone! . Me siento una completa novata en el tema de new born, juguetes, aparatitos, estilo de alimentación, y mil cosas más. Resulta que ahora son otros los cochecitos que están de moda, olvídate del McClaren de ‘mi época’ (ojo que solo son 5 años), ahora lo que se lleva es el YOYO de Babyzen, una maravilla que se le debe haber ocurrido a unos padres a los que nos les dieron el cochecito mientras hacían una larga escala en un vuelo hasta llegar a su destino -es plegable de tal manera que puedes llevarlo como equipaje de mano en cabina. También hay una especie de cojín antivuelco que puedes poner dentro o fuera de la cuna, o en la cama sin tener miedo a aplastar al baby (Sleepy Head) que no sé como no lo descubrí en mis embarazos anteriores.Y sobre la alimentación ni hablemos, está de moda el BLW (baby led weaning) que es básicamente darles la comida a trozos, pero esto si tendré que investigarlo mejor porque después del susto cuando Carlota se atragantó con 8 meses (casi muero), no les di ni un trozo de pan entero hasta que no tenían varios dientes.

Se exactamente como quiero las cosas…

Como el cochecito BabyZen o la sleepy head, que me parecen súper útil, tengo claro que solo vamos a comprar las cosas necesarias, ni más ni menos. Con Carlota y Fedora no me importaba si algo no le quedaba o no lo usaban tanto porque en mi mente sabía que tarde o temprano les daría uso con un nuevo baby. Pero con este tercer embarazo ya tenemos más que claro que nos plantamos, que no habrá una nueva oportunidad después de esta de darle uso a las cosas, así que solo queremos lo necesario. Además, tengo la experiencia de saber lo que realmente era necesario antes o por ejemplo como necesito que sea el cochecito principal nuevo (ya hemos decidido que necesitamos dos), que la bañera tiene que ir en una base para estar alta y no matarme la espalda, la marca de sacaleches que quiero (otro día hablamos de mi lactancia materna, que fue exclusiva con sacaleches) o lo indispensables que  son las/los pijamas Carters con cremallera de arriba hasta abajo  porque odio profundamente las de botones.

No paro de preguntarme cómo nos organizaremos…

Al levantarme, mientras camino al cole a buscar a las peques, antes de dormir, no hay un día que no piense cómo nos vamos a organizar cuando nazca la bebé. Ahora parece que nuestra vida está muy hecha a la medida de las necesidades de los 4. No me puedo imaginar lo divertido que será ser mamá de un recién nacido mientras trabajo desde casa y sigo siendo el chofer favorito de las extraescolares, cole y fiestas de Carlota y Fedora. Seguro que terminaremos encontrando la fórmula perfecta cuando seamos una familia de 5 pero lo que si tengo claro es que con los embarazos anteriores, la organización post baby no me quitaba el sueño.

La panza es muy distinta en el tercer embarazo…

Y no me refiero a que sea redonda o alargada, porque en este sentido en los embarazos anteriores fueron súper distintas. Sino que cuando empecé a notar la panza, que empezaba a salir, a eso de los 4 meses, veía como la parte de arriba de mi abdomen estaba plana (como si nada) y había una bolita por debajo del ombligo. Por supuesto no dudé en preguntarlo al médico y a mi segunda opinión online favorita (Dra. Adriana Medina de Cuidados de Mujer) y me respondieron que era normal que sucediera que con posteriores embarazoel útero suele estar más bajo, pero que no tenía que haber ninguna complicación por esta razón. Un miedo menos…

El tiempo me ha pasado volando…

No se si tiene que ver con que sea el tercer embarazo o que lo supimos cuando recién empezaba el verano con 9 semanas. O con que será una cesárea programada que se decidirá aproximadamente a las 39 semanas. O que por ejemplo después del verano estamos esperando que lleguen muchas cosas como la vuelta al cole, el viaje a Croacia que hicimos (puedes ver el post aquí), irnos de camping los cumples de Carlota y mío, la Navidad o los regalos de Reyes, la visita de las primitas de Venezuela, ir a la nieve o incluso las rebajas de enero para aprovechar de comprar cositas para la bebé, pero siento que en un abrir y cerrar de ojos ya estamos en Febrero y por poco ni este post escribía- risas.

Estoy más cansada pero dormir es mucho más fácil…

Quizás es la edad (estoy segura que tengo menos energía que hace 8 años), o es el ritmo de vida que llevo ahora combinando la vida de mamá de dos con el trabajo como creadora de contenido para mi y otras marcas, que me hace no parar en todo el día, pero en lo que pongo la cabeza en la almohada  duermo hasta el día siguiente sin problema (con unas cuantas idas al baño como siempre). El cansancio me vence y aunque algunas noches si he tenido un poco de insomnio, recuerdo que en los embarazos anteriores, dormía peor.

La reacción de la gente…

Siempre lo comentábamos con amigos en plan nada serio que nos gustaría tener 3 hijos, pero nunca estuvimos tan decidimos como hasta que empezó este año 2018. Nos pusimos manos a la obra, aunque tampoco es que íbamos por la vida gritando que íbamos en busca del 5to habitante de casa (la quinta), así que cuando dimos la gran noticia, todos estaban asombrados, incluso algunos de nuestros amigo pensaron que estábamos bromeando. Es como si el segundo siempre lo están esperando pero el tercer baby asusta, asombra, nos hace ver como valientes (ya te contaré q tan valientes hemos sido -risas) o simplemente, nadie se lo espera.

Preparativos, cuidados, cantidad de semanas….

Los preparativos con retraso, ya estamos a la mitada y nos hace falta TODO, en cuanto a cuidados estoy siendo bastante relajada y sobre la cantidad de semanas,  si no es por la app que tengo en mi teléfono, probablemente no recordara de cuánto estoy tan fácilmente. Con Carlota siendo primeriza fui relajada, con Fedora cargué cajas de mudanzas unas semanas antes de que naciera, con la baby, sigo haciendo lo mismo de siempre. Quizás esa sea la razón por la que duermo tan bien…-risas.

Me daba igual si era niña o niño…

Mi sueño de ser mamá de niñas ya lo había cumplido con Carlota y Fedora, estaba relajada por ese lado. Me gustaba la idea de que fuera niño para vivir la experiencia, para entender ese amor del que hablan mis amigas con niños, pero si era niña, me encantaba la idea de seguir siendo mamá de niñas, de volver a tener mi propia muñequita una vez más. Oswal y Carlota se morían por tener un chico en casa y Fedora, como no podía ser distinto, soñaba con una niña. Finalmente, es una niña y como le dije a Carlota y Fedora, todos hemos ganado.

La mayor diferencia en este tercer embarazo: he sentido más miedo que antes…

Creo que es la diferencia más marcada en este tercer embarazo. Miedo a que no salga bien, miedo a las complicaciones, miedo a que no salga bien,miedos,  muchos miedos que voy superando con cada visita al médico, con cada examen que dice que todo esta bien. He intentado analizar a que se debe este sentimiento, y por una parte creo que tengo más experiencia, he vivido más, la vida de mamá me ha llevado a escuchar muchas historias cercanas o lejanas de cosas que pueden pasar durante un embarazo. Por otra parte, veo a Carlota y Fedora tan ilusionadas con su nueva hermanita que va a nacer que si algo no sale bien, se me rompería el corazón en mil pedazos por ellas, un aborto espontáneo podría manejarlo (antes de este embarazo nos pasó, otro día les cuento más, porque fue algo que vivimos en menos de 24h) pero no estoy preparada ni lo estaré para romperles en corazón de ninguna manera a ellas. Con el embarazo de Carlota vivía en la ignorancia, no sabía nada de pruebas, ni de los exámenes importantes, el triple screening me sonaba a algo informático y el eco de las 20 semanas (el morfológico) ni sabía que era tan importante. Luego embarazada de Fedora, Carlota solo tenía 2 años, ella no se recuerda de nada de ese momento y no me preocupaba porque algo no saliera bien, porque Carlota no se enteraría de nada.

Ha sido tan raro que al primer eco que me acompañó Fedora fue al de los 4 meses, no había querido que fuesen antes y no te imaginas el alivio que sentí cuando la Dra. iba diciendo que todo estaba bien.

La mejor, lo estoy disfrutando mucho…

Saber que está será la última vez que esté embarazada me esta haciendo disfrutar más del momento. Estoy haciendo miles de fotos, escribiendo el post como éstos, videos caseros, guardando cada cosa para tener una colección de recuerdos infinita. Me tomo el tiempo de hablarle, anotar cuándo sentí la primera patadita (a las 15 semanas), de involucrar a las big sister en todo el embarazo, tocarme mil veces al día la panza. Como si estuviera saboreando con éste tercer embarazo, cada detalle porque sé que no habrá otra oportunidad 💓

TERCER EMBARAZO - DIFERENCIAS

Hasta aquí  algunas de las principales diferencias de éste tercer embarazo  con los anteriores y como ven, todo es bueno, más fácil, divertido  y todo es más complicado a la vez…sin importar si es el primer o el quito embarazo 😉


Un besito y nos vemos como siempre en mi lugar favorito para compartir contigo diario Instagram 

Y también en  Facebook – Twitter

Te gustará leer

Leave a Reply